Un nuevo informe mensual de la consultora Gemines abordó el impacto de la llegada de Gabriel Boric a la Presidencia de la República, y los desafíos que tendrá el aún diputado en materia económica al gobernar desde La Moneda. El estudio además adelantó una eventual caída del precio del dólar, un bajo crecimiento de la economía y una lenta estabilización del mercado laboral. Pero, de todas formas, afirma que el arribo «tiene más efectos positivos que negativos».

El documento destaca que el triunfo del ahora Presidente electo demostró un «aumento importante en la participación ciudadana», lo que da mayor representatividad y estaría directamente relacionado con los jóvenes que no habían participado previamente en procesos electorales. También enfatizan su alto porcentaje de respaldo, cercano a un 56%, que «le permitirá liderar el gobierno con propiedad».

Según el informe, se puede soslayar que el futuro Mandatario y el próximo gobierno «verá limitada severamente su posibilidad de materializar cambios muy disruptivos o refundacionales, particularmente en materia económica». Esto debido a que no cuenta con mayoría parlamentaria y se verá «obligado» a volver a la llamada «política de los acuerdos». Esto último sería crítico para lograr cambios en materias sociales como salud, pensiones, vivienda y seguridad pública.

Por otro lado, el texto señala que hay factores que hacen ver un ajuste a la baja, en cuanto al dólar. «Pensamos que si los anuncios concretos que vayamos conociendo del gobierno electo, como conformación del gabinete o anuncios de prioridades del programa, tienden a tranquilizar a los mercados, hay pie para pensar en ajustes adicionales a la baja en el valor del dólar». En ese sentido Gemines apunta a que, debido a que el crecimiento de la economía será menos en los próximos meses y el mercado laboral aún intenta repuntar y podría demorar todo el 2022 para una completa normalización, el nuevo gobierno deberá ser muy cuidadoso.

Otro de los grandes problemas económicos que tendrá Gabriel Boric estaría ligado a los retiros de los fondos de pensión, los que han ido de la mano con un mayor gasto fiscal. «Enfrentamos un problema serio de rebrote inflacionario, alimentado por un exceso de demanda, a su vez, empujado por la generosidad fiscal y de los parlamentarios con el dinero de los propios cotizantes de las AFPs”, sostiene el documento. Este hecho no solo sería un llamado a ser más estricto en materias fiscales, si no que requerirá de medidas más restrictivas.

«Esto no solo obliga (o debería) a ejecutar rigurosamente el presupuesto fiscal aprobado hace pocos meses y que contempla un recorte de gasto de 22,5% real, sino que, también, a una política monetaria claramente restrictiva, algo que gradualmente ha venido ocurriendo”, concluye el informe de Gemines que puedes consultar de manera integra a continuación.

Informe gemines N°496 by El Mostrador on Scribd

×