Tras su intervención en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade 2022) el presidente de la Sofofa, Richard Von Appen, se refirió al impuesto a los altos patrimonios del país, un tema que trastoca al gran empresariado y que a su juicio es «contradictorio» ya que afectaría la capacidad que tienen las compañías para invertir en nuevos proyectos.

El impuesto a los «superricos» cobró notoriedad en los últimos días, debido a la indicación que introdujo la actual oposición en el proyecto de financiamiento de la Pensión garantizada Universal (PGU) y que llevó al gobierno a presentar una Reserva de Constitucionalidad.

«Es contradictorio porque es una confiscación de los ahorros de año a año de los empresarios y que está gran parte reinvertida en empresas. Entonces, un impuesto así va a afectar la capacidad que tengan de invertir las compañías, y no me parece porque son platas que tributaron en su momento y que hoy están al servicio y son parte del financiamiento que tienen las empresas para nuevos proyectos», señaló Von Appen, desde la Enade.

Sobre la intervención de Gabriel Boric frente al empresariado, el timonel de Sofofa sostuvo que «sin duda fue un muy buen discurso en el sentido de llamar a construir todos juntos y resolver los desafíos que tenemos como sociedad», añadiendo que «está invitando al diálogo, lo cual es muy positivo».

«Como ha dicho, al final vamos a construir un mejor país entre todos, así que nosotros estamos a disposición cuando él y su equipo lo considere para poder reunirnos y dar nuestro aporte», agregó.

×