El Ministerio de Minería informó este miércoles la adjudicación del proceso de licitación para impulsar la producción de litio en el país, optando por entregar dos de las cinco cuotas que se ofrecían a las empresas BYD Chile SpA y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A.

Cada una se adjudicó una cuota de 80.000 toneladas de litio metálico comercializable (LME), por las cuales BYD Chile SpA presentó una oferta por US$ 61 millones y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A. ofertó US$ 60 millones, respectivamente.

El Ministerio de Minería afirmó que «ambas ofertas, sustancialmente más altas que el resto de las ofertas recibidas, son las que mejor responden al interés del Estado de aumentar la competencia en este mercado y obtener la recaudación por cuota más satisfactoria».

Asimismo, detallaron que «el Estado recibirá, sin considerar los pagos futuros por producción, US$ 121 millones por estas dos cuotas».

También explicaron que «la convocatoria nacional e internacional buscaba elevar la producción de este mineral en Chile, atendiendo así la creciente demanda mundial generada por el desarrollo, entre otros, de la electromovilidad. Ello, en un contexto en el que pese a tener las mayores reservas mundiales de litio, el país ha ido perdiendo participación de mercado por la ausencia de nuevos proyectos».

«La entrada de ambas compañías permitirá aumentar el dinamismo de la industria local de litio para que Chile recupere su posición en la escena mundial. Las cuotas adjudicadas, por un total de 160.000 toneladas de LME, representan el 1,8% de las reservas conocidas de litio en nuestro país», añadieron.

Desde el Gobierno precisaron que “las compañías deberán obtener frente a las autoridades pertinentes -ambientales y otras- todos los permisos requeridos, así como generar los espacios de diálogo necesarios para asegurar que los proyectos se desarrollen en armonía con las comunidades locales, cuidando el medioambiente y respetando nuestra legislación vigente”.

“Asimismo, el Gobierno trabajará con las compañías adjudicatarias, en el contexto de este proceso de licitación, la incorporación de fórmulas que permitan destinar una porción de los pagos que éstas deberán realizar, a aportes a las comunidades locales y a inversiones en I + D”, complementaron.

Finalmente, desde el Ejecutivo reafirmaron “su disposición a conformar una Mesa Nacional del Litio para elaborar una estrategia de desarrollo de esta industria, con una mirada de Estado y de largo plazo”.

Cabe recordar que el Presidente electo, Gabriel Boric, había solicitado suspender esta licitación, mientras que en el Congreso se habían presentado proyectos para detener este proceso.

Para el diputado de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), Jaime Mulet, «esto tiene que ver con la visión que se tiene del país y de la explotación de los recursos». Según comentó, «Piñera es un extractivista y su gobierno es extractivista por definición y licita alguna cuota como que licitaran cualquier cosa».

«A nosotros nos preocupa qué pasa en la región, qué pasa en los salares, queremos que ojalá, si se explota, los explote el Estado para que los salvaguarde, y queremos un proceso donde no solo se gane con el simple extractivismo sino que se agregue valor en la cadena de producción de esta materia prima, ojalá llegando a niveles mas altos de desarrollo, invertir en investigación y desarrollo y no solo extraer y explotar», argumentó.

El parlamentario apuntó a que sobre la licitación está «el extractivismo» versus «una mirada más profunda de un país distinto que busca elevados niveles de desarrollo y que busca integrarlo con las decisiones regionales». «Esta licitación tampoco contempla los derechos que deben tener las regiones donde se encuentran los salares que se pretenden explotar, se van a desestabilizar, ¿y qué queda en la región? Mero extractivismo, eso es la licitación de Piñera; incluso falta de patriotismo, y por eso que la rechazamos».

Su par de la DC, Raul Soto, encontró «lamentable» que una hora antes de la Sesión Especial que está convocada en la Cámara de Diputados, en la que su bancada solicitó abordar la licitación del litio para que el gobierno rindiera cuentas al país, se adjudique la explotación del litio en las condiciones que estaban planteadas en este proceso.

«La señal es clara —dijo el diputado Soto—, lo que está haciendo el presidente Piñera en las postrimerías de su gobierno, es ejecutar el robo más grande de su mandato a los chilenos y chilenas respecto de un recurso natural que es fundamental para nuestro país».

«Creemos que con esto pierde Chile, pierden los chilenos y pierde el proceso de cambios constitucionales que se está llevando adelante en nuestro país. Esto va a contrapelo respecto de lo que quiere la mayoría en Chile, que busca que los cambios institucionales tengan un consenso social y político amplio, y donde el Estado cumpla un rol fundamental», añadió.

El parlamentario falangista manifestó que «debemos seguir haciendo todas las acciones a nuestro alcance para alcanzar los trámites de este proceso, que continúan y no terminan con esta adjudicación y que efectivamente llegue a concretarse».

Sobre la sesión convocada, el diputado Soto detalló que «vamos a pedirle cuentas al Ministro Jobet, que ni siquiera ha tenido la valentía de hacerse presente en la Cámara para que nos explique por qué el apuro de esta adjudicación que tenía plazo hasta el 14 de esta semana».

Al mismo tiempo, finalizó, «es necesario que todos los sectores progresistas de nuestro país estemos unidos para oponernos fuertemente a esta licitación, y que el Presidente electo se involucre mucho más, y quizás tenga un rol protagónico».

×