El presidente del Banco Central, Mario Marcel, acudió hasta las oficinas del Mandatario electo, Gabriel Boric, para sostener una reunión de cara a la instalación del nuevo gobierno.

Tras la cita, Marcel calificó como «muy positiva» la reunión y detalló que «nosotros le dejamos al Presidente una carpeta con documentos, le trajimos mucho material relacionado con la situación actual de la economía, relacionado con la situación institucional del Banco».

«También repasamos una lista de iniciativas que el Banco tiene en marcha, en las cuales también hay un espacio de colaboración con el Ejecutivo», precisó.

En ese sentido, enumeró dichas iniciativas: el desarrollo de medios de pago digitales, agenda de finanzas verdes para incorporar elementos de sostenibilidad ambiental dentro de las regulaciones de mercado financiero y endeudamiento de los hogares (Proyecto de registro consolidado de deudas), entre otras.

«Creo que ha sido una reunión muy positiva, da la perspectiva de una preocupación compartida por tener una economía más sólida, más estable, y que sirva de base para muchas de las cosas que se quieren hacer en Chile», enfatizó Marcel.

El titular del Instituto Emisor destacó que «también hemos tenido un mensaje muy claro del presidente electo en el sentido de su respeto por la institución del Banco Central, su valoración por el rol que jugamos, por los objetivos que perseguimos, la importancia de tener una economía sólida para sustentar los cambios y las reformas que se quieran impulsar”.

Sobre la relación que tendrá el Banco Central con el futuro Ejecutivo, la autoridad monetaria afirmó que hay decisiones que se tomarán con autonomía, «pero para nosotros el marco dentro del cual tenga diseñado su política económica el gobierno, cómo se articule la política fiscal con la monetaria son, por supuesto, de la mayor importancia».

En tanto, sobre los desafíos que se vienen para el próximo gobierno en términos económicos, Marcel señaló como algo relevante el ir completando el proceso de recuperación de la estabilidad inflacionaria y generar las bases para que haya mayor crecimiento.

«Hoy hay un espacio en el cual es posible contribuir muy positivamente al desarrollo de la economía, reducir la incertidumbre, generar mejores condiciones para la inversión, impulsar reformas que también contribuyen a que la economía sea más estable, más sostenible, más equitativa y que también, por supuesto, pueda crecer», cerró Marcel.

×