La pandemia del Covid-19 dejó en evidencia que las personas mayores de 60 años son las más afectadas laboralmente en el país, con una lenta recuperación en el empleo y un alza en los niveles de pobreza de este grupo.

Esto se concluye del último reporte del Observatorio del Envejecimiento para un Chile con futuro, proyecto que surge de la alianza entre la Universidad Católica y Compañía de Seguros Confuturo. Según los datos revelados en su entrega más reciente, la ocupación laboral en las personas sobre 60 años llega a 26,4% en el trimestre marzo-mayo 2021, 2,5 puntos porcentuales más bajo que lo observado en 2020.

“Esta tasa de ocupación del segmento 60+ sigue en niveles inferiores a los observados antes del estallido social y de la llegada de la emergencia sanitaria”, indica el estudio.

La recuperación del empleo de este grupo etario desde el peor momento de la pandemia está por debajo de lo exhibido en el segmento de personas de menor edad. Mientras los ocupados entre los menores de 60 años aumentaron 5,3 puntos desde el trimestre julio-septiembre 2020 a marzo-mayo 2021, los ocupados en el segmento 60+ sólo aumentaron 3,5 puntos. “Esta baja en la ocupación ha impactado también en la informalidad laboral de este rango etario, que ha disminuido respecto de lo visto hace un año”, añade el reporte.

Uno de los efectos más evidentes de la caída laboral y el desempleo durante este año y medio de pandemia ha sido el cambio en los ingresos. A partir de datos de la Encuesta Casen, el estudio del Observatorio del Envejecimiento expone que en 2017 el 5% de las personas mayores (155.839) estaba en estado de pobreza por ingresos, mientras que en 2021 este número asciende a un 6% (214.542). En números absolutos, la pobreza en el rango etario 60+ experimenta un alza mucho mayor, de un 37,7%.

Ignacio Madero, académico UC, recalcó que justamente el mercado laboral chileno para esta generación es muy poco flexible y resalta la importancia de comenzar a incentivar el trabajo part-time: “Hasta ahora, el empleo part-time es una vía un tanto indeseada por las personas mayores, porque son empleos peor pagados proporcionalmente que el empleo full-time, ya que la hora tiene menor valor. Hay que mejorar estas condiciones”.

Lea el reporte completo en el siguiente link.

×