Rápidamente el presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz, salió a cuestionar el informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) donde se detalló considerables aumentos de los precios en el mercado del gas licuado y de cañería, sugiriendo la necesidad de que las compañías Gasco, Abastible y Lipigas salieran del mercado de la distribución minorista del gas licuado en cilindros.

“En estos tiempos de poca reflexión y acusaciones injustas, este informe ha sido difundido y avalado por autoridades de Gobierno, parlamentarios y mal llamados expertos que, sin dejar espacio al legítimo derecho de las empresas de hacer sus descargos y cuestionar las apresuradas conclusiones de la Fiscalía, la han condenado y exigen su ajusticiamiento en la plaza público”, comentó Matías Pérez Cruz a través de una carta enviada a los trabajadores de Gasco.

Según lo establecido en el informe de la FNE, los distribuidores mayoristas aumentaron su margen anual en un 35% a un rango entre 50% y 55% aproximadamente. Esto corresponde a una ganancia anual agregada de US $261 millones. Respecto a las conclusiones, esto se debe a la baja intensidad competitiva en el mercado del gas en cilindros.

Pérez Cruz agregó que “estamos convencidos de que hay errores en el análisis de los datos, que llevan a un diagnóstico y conclusiones erradas, lo que ha causado un daño y un desprestigio a la actividad que desarrollamos por décadas, de manera profesional, transparente y dedicada y con los más altos estándares que se conocen en la industria del GLP en el mundo como es en el caso de Chile”.

El presidente de Gasco anunció que ejecutivos, asesores técnicos y legales de la compañía se encargarán de evidenciar los errores del informe realizado por la FNE. Pérez Cruz fue más allá y aseguró que estos errores perjudican a los consumidores y clientes.

×