Según el coautor del bestseller «Por qué fracasan las naciones», el principal problema que hoy enfrenta Chile es que todavía tiene «características muy oligárquicas como sociedad». Sin embargo, a pesar de ser «un país demasiado centralizado y basado en una élite económica», entre otros desafíos, el profesor de la universidad de Chicago, James Robinson, asegura que el país «ya está enfrentando esos retos y los puede resolver como nadie en Latinoamérica».

En entrevista con El Mercurio el académico británico afirmó que «si haces un cálculo de la élite económica, todos fueron a cuatro o cinco colegios en Santiago, Chile es un país demasiado centralizado, demasiado basado en esta élite de familias poderosas en Santiago, y hacerlo más descentralizado parece ser una buena medida. Obviamente, hay desafíos, pero veo que Chile ya está enfrentando esos retos».

Desde Estados Unidos, el economista relató al matutino que muchos afuera se preguntan «por qué resulta tan difícil crear progreso sostenible en Latinoamérica, en Venezuela, Argentina, ¿por qué ese populismo?». No obstante asegura que «eso no ocurre en Chile, donde hay un genuino debate sobre los aspectos que enfrenta el país, y eso es destacable en la región».

«La gente está entusiasmada en ver cómo sigue el proceso constitucional. Chile tiene desafíos, pero los puede resolver como nadie en Latinoamérica. La gente está muy interesada en entender por qué Chile es tan distinto al resto de los países de la región», declaró.

El también cientista político de la Universidad de Yale insistió en que «si se enfrentan los problemas fundamentales de inclusión, lo otro (el desarrollo económico) se va a solucionar solo, y va a hacer de las instituciones políticas más inclusivas, lo que ya está ocurriendo, y lo hemos visto en la participación de las personas y lo que ellas debaten, y hablan de temas reales y fundamentales y políticas, y en otras partes eso no ocurre».

Por supuesto, añade el ex profesor de Harvard, «existen inequidades y la gente protesta, y eso es natural, y eso sucede en todo el mundo, eso es lo que ocurre en las democracias».

En ese sentido el economista del London School of Economics abordó la gestión del Presidente Sebastián Piñera, quien está a cinco meses de finalizar su segundo período. Robinson destacó que el Mandatario chileno «ha tenido que lidiar con las protestas sociales, y su primera reacción fue aterradora, pero luego entendió que tenía que tomarse esto en serio y tratar de entender de qué se trataba el descontento, y responder a él en forma apropiada». A su juicio, el Presidente «tiene mucho crédito por su respuesta y eso merece reconocimiento».

«Creo que Piñera pasará a la historia en forma positiva por ser el facilitador para el próximo paso en la transición chilena», sentenció

El politólogo también abordó el proceso constitucional chileno y advirtió que «se van a cometer errores, pero los chilenos más que nadie en la región han hecho un buen trabajo aprendiendo de sus errores, y lo importante es tener un proceso legítimo que permita negociar y ajustarse».

«Los chilenos están viviendo ese proceso que es difícil, pero nosotros en Estados Unidos sobrevivimos durante cuatro años a Donald Trump, y Chile puede lograrlo. ¿Podrá la Constitución en Chile solucionar todos los problemas? Por supuesto que no, pero Chile es el país en Latinoamérica que está en camino de transformarse en un país desarrollado y no hay ningún otro lugar en la región remotamente cercano a eso», concluyó.

×