El pronóstico de Alejandro Alarcón, asesor económico de Sichel: cuarto retiro tiene «alta probabilidad» de aprobarse y diputados que lo apoyen se «harán los locos» cuando vean efectos negativos

El economista y asesor en la materia del candidato presidencial de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, Alejandro Alarcón, reconoció que pese a todos los esfuerzos que ha hecho el abanderado y gran parte del oficialismo para frenar el cuarto retiro del 10% de las AFP, el proyecto va a ser aprobado en la Cámara de Diputadas y Diputados.

En conversación con El Mostrador en La Clave, el también ex gerente general de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras dijo que «lamentablemente acá hay aspectos de dos tipos. Hay gente que quiere utilizar los ahorros de los trabajadores para su plataforma política, eso es evidente y eso es transversal. Ojo, esto no es que venga la izquierda, no, esto es transversal, es transversal y habla muy mal de la clase política, porque la clase política durante 15 años tuvo en esa institución la posibilidad de mejorar las pensiones y han respondido algunos de la peor manera, y por lo tanto ese incentivo a mantenerse en su puesto de trabajo, que no es malo, ganan como veinte palos cada uno, lo que ha provocado esto».

«Pero también hay gente que quiere desarmar el mercado de capitales. Yo he trabajado en el mercado de capitales 30 años, por lo tanto conozco cuáles son los lugares donde te pueden impactar más fuertemente para destruir esto y eso tiene un efecto muy malo sobre la sociedad, sobre la clase media y sobre los más pobres también. Entonces, eso ha sido reconocido incluso por el diputado que preside la Comisión de Constitución, Marcos Illabaca (PS), él dijo ‘Yo lo que quiero es echar abajo las AFP’. Yo creo que por mucho que a él le guste echar abajo las AFP, yo no soy vocero de las AFP, yo no defiendo a las AFP, yo solo lo que quiero es que no tiren abajo el mercado de capitales que permite a la clase media acceder a bienes como nunca, acceder a la casa propia. Eso es lo que a mí me interesa», añadió.

En esa línea, Alarcón reconoció que tiene «alta posibilidad de ser aprobado» porque hay varios diputados que van a la reelección: «Todos quieren seguir en la Cámara. Pero eso no es bueno para la democracia, porque al final quedan los pedazos nomás». Es más, afirmó que cuando los parlamentarios que votaron a favor vean los efectos negativos, después «todos (parlamentarios) se hacen los locos».

En cuanto al Senado -en caso de que el proyecto supere la barrera de la Cámara Baja- Alarcón no se aventura en pronosticar un resultado: «Hay por lo menos un antecedente: que se elige la mitad del Senado. Ya con eso hay unos cuantos que van a votar sin tener la presión de la reelección. Es un tema, yo creo que es un tema que debería abordarse en aquello que están redactando la Constitución. Las votaciones en el medio de procesos electorales son muy complejas».